¿Estamos listos para los vehículos eléctricos en Guatemala?


Motocicleta eléctrica Guatemala

La revolución de los vehículos eléctricos ha llegado a Guatemala. Algunas empresas le apuestan a este nuevo mercado que ofrece una ventana de oportunidad de negocios. Carros, motos y bicicletas eléctricas estarán introduciéndose al país en los próximos años. La reducción de emisiones de gases de efecto invernadero del sector vehicular será el mayor beneficio ambiental que se espera obtener y es la principal razón de su popularidad actual.


Sin embargo, desde la perspectiva de ciclo de vida, los vehículos eléctricos tendrán que superar algunas barreras para lograr ser verdaderamente una solución y no generar otros problemas arriba y abajo de la cadena de suministro. Esto es sumamente relevante en Guatemala donde los marcos regulatorios ambientales son sumamente débiles.





1) Satisfacer el incremento en la demanda de energía eléctrica con fuentes renovables:


De nada servirá un incremento en el parque vehicular eléctrico si se continúa usando combustibles fósiles para su generación. Actualmente, se reporta un 40% de generación con combustible fósil. Esto sin considerar que los ingenios azucareros alternan entre búnker, carbón mineral y biomasa en diferentes épocas del año. Adicionalmente, se tendrá que resolver la conflictividad social asociada a la hidroelectricidad si se espera un aumento en la capacidad instalada de fuentes renovables.


2) Reducir los impactos ambientales por la producción de baterías:


Es conocido que la huella de carbono de los vehículos eléctricos durante su fabricación es mayor que la de vehículos de combustión interna. Por lo tanto, los beneficios ambientales de los vehículos eléctricos solo se observan cuando se incrementa la distancia manejada y su tiempo de vida. La producción de baterías no solo produce gases de efecto invernadero. También produce otros impactos ambientales y sociales por la minería de metales raros como litio, cobalto y níquel. Durante la fase de disposición final también se producen otros impactos por lo que se tendrá que realizar un manejo adecuado de los desechos de las baterías ya sea extendiendo su vida útil en otras industrias o reciclando sus componentes.


3) Capacitación de recursos humanos:


Tendrá que existir mano de obra calificada para que se puedan brindar los servicios de mantenimiento y reparación a los motores y baterías.


4) Infraestructura para recarga de vehículos:


Adicional al recurso humano; también se tendrá que proporcionar estaciones de recarga, cableado y la tecnología adecuada para que los vehículos eléctricos puedan funcionar eficientemente en las ciudades.


Vehículo eléctrico Guatemala

En conclusión, aunque en Guatemala actualmente no se cuente con recursos humanos, infraestructura y un marco regulatorio ambiental suficientemente fuerte, los vehículos eléctricos ofrecen una ventana de oportunidad para nuevos negocios y empleos que pueden ser aprovechados para fomentar la economía. Las oportunidades se presentan precisamente en esas barreras.

© 2019

Centro de Estudios para la Sostenibilidad Ambiental en Guatemala